prácticas educación especial
Alumna en prácticas de un centro de educación especial
abril 10, 2019
atencion temprana
Atención Temprana: Infertilidad – Duelos Perinatales – Embarazo y Postparto
mayo 10, 2019
Mostrar todos

Conflicto: Entrenar su resolución

conflicto

Qué entendemos por conflicto y ¿cómo entrenamos su resolución?

Habitualmente entendemos por CONFLICTO, una situación en la que dos o más personas no están de acuerdo con el modo de actuar de un individuo o un grupo. Cabe destacar que para que esta situación exista es necesario que exista un desacuerdo que no haya sabido resolverse.

Pero, ¿qué procesos psicológicos suelen estar detrás de cualquier conflicto? Los más comunes son los siguientes:

  • La percepción selectiva de información: solemos atender y procesar solo una parte de los estímulos que recibimos. Esto puede llevarnos a un conflicto por falta de información.
  • La profecía auto-cumplida: propiciar, mediante nuestro comportamiento y de forma inconsciente, que suceda lo que creemos que va a suceder. Es decir, anticipar algo de forma tan intensa, que al final facilitamos la situación. De tal forma, que sucede lo que esperábamos.
  • El error atribucional fundamental: explicar el mal comportamiento de los demás por cómo son. Y el nuestro por factores externos. Un claro ejemplo de ello sería atribuir los éxitos a méritos propios y, los fracasos, a que el entorno nos tiene “manía”
  • El entrampamiento: seguir defendiendo nuestra opinión, aún ya siendo conscientes de que estamos equivocados. A veces, se genera el conflicto porque las personas tiene muchas dificultades para reconocer sus errores. Y llega a generarse un bloqueo en la comunicación.
  • La búsqueda de información confirmatoria:  buscar información que confirme lo que esperamos que se dé. Centrar toda nuestra atención sólo en determinados aspectos y analizarla de forma totalmente subjetiva. De forma que confirme nuestras sospechas.

Todos estos procesos psicológicos pueden derivar en diferentes tipos de conflictos como son:

  • Intra-personales: suceden dentro de la propia persona; objetivos; uso del tiempo; decisiones; cuestiones morales…
  • Inter-personales: suceden entre dos o más personas.
  • Intra-grupales: se dan entre individuos del mismo grupo.
  • Inter-grupales: se dan entre grupos que acostumbran a ser de diferente tamaño; clubes; organizaciones; naciones…

Y ¿cómo resolvemos un conflicto?

Existen 3 formas comúnmente utilizadas en función de la naturaleza y las características del conflicto:

  • JUICIO:Es un procedimiento que tiene por objeto dilucidar la responsabilidad de una o varias personas en relación a un hecho delictivo.
  • ARBITRAJE: Es un medio de solución de controversias en el cual las partes  someten el conocimiento y resolución del conflicto a terceros, denominados árbitros.
  • MEDIACIÓN: Es un medio alternativo de solución de controversias. Un tercero(o terceros) neutral e imparcial, trata de acercar a las partes que tienen un conflicto para que lleguen a un acuerdo, que es producto de sus voluntades.

El equipo de mediación actúa como un catalizador del acuerdo, que responde al teorema“ganar-ganar”(ambas partes ganan). Sin lugar a dudas, cuando ambas partes han intentado solucionar el conflicto y no lo han conseguido la mejor opción es acudir a una mediación. Ya sea en el entorno educativo, laboral, familiar…

En CID Mar Navas contamos con un equipo de profesionales multidisciplinar que pueden asesorarte sobre estos y otros temas de interés. Ver aqui