casos
Casos Reales
mayo 25, 2020
señales del inicio de envejecimiento del cerebro
Señales del inicio de envejecimiento del cerebro
junio 5, 2020
Mostrar todos

Algunos casos que compartimos…

algunos casos

Algunos casos ⇒MOIRA: De Dislalia a Retraso Simple del Lenguaje.

algunos casosAlgunos casos… Ay Moira, Moira, Moira…😍😍😍 ¿Cómo nos vamos a olvidar de ti?Recordamos como si fuera ayer (y eso que pasó hace más de 20 años) cuando llegaste a la consulta con tu madre. Tenías 3 añitos. Y, la verdad, es aunque no se te entendiamo bien, tus grandes ojos😃 hablaban por ti. Tambien recordamos que no callabas, ni debajo del agua. Así pues, empezamos a trabajar.

Lo primero que hicimos es abordar los fonemas. Para que así, cada vez, te sintieras más cómoda pronunciando adecuadamente la /M/ la /P/ la /L/. Y recordamos que inventamos una lengua de signos para ayudarnos a pronunciar.

Así, cada vez que decíamos la /P/ dábamos una palmada; cada vez que decíamos la /T/ hacíamos la señal de toc toc… Cuántos recuerdos!!

Moira es una niña que no se puede olvidar fácilmente porque su actitud era de total y absoluta colaboración. Le encantaban los cuentos; le gustaban las canciones y sobretodo los trabalenguas. Esto facilitó mucho que aunque tuvimos que cambiar el diagnóstico y pasar de una dislalia a un retraso simple del lenguaje, facilitó que pudiera ir adquiriendo  mayor fluidez a la hora de expresarse y de realizar frases.

Sus frases eran cada vez más coherentes y gramaticalmente correctas poco a poco.

Hoy en día Moira tiene 20 años. Su lenguaje oral es impecable. Aunque, de vez en cuando, cuando está nerviosa a veces nos aparece alguna dificultad a la hora de mantener el hilo de la conversación o de coherencia gramatical. Sigue así!

Si te interesa saber más sobre estos temas, síguenos en @marnavas_desde1997 @psicoformacion_marnavas;  www.marnavas.com y accede a nuestros cursos basados en 25 años de experiencia.

 

Algunos casos ⇒PABLO: X-FRÁGIL

Pablo, pableras… nuestro primer niño con X-Frágil. ¡¡Inolvidable!! Estuvo con nosotros muchos años y vino inicialmentealgunos casos porque teníamos que conseguir que mejorase su psicomotricidad fina y su comprensión oral.

El colegio nos permitía tener reuniones periódicas para intercambiar objetivos y replantear aquellos que veíamos que no se estaban consiguiendo.

Recordamos muchas anécdotas. Pero la más destacable es una vez en la que me puse cacao en los labios, ya que estos se me resecaban. Pablo me dijo con una mirada muy atenta: “Ponme!” y yo le dije ¿quieres que te ponga cacao?” y él, super ilusionado me contestó que si.

Fue muy llamativo. Cada vez que acercaba la barra de cacao su cuerpo lo lanzaba hacia atrás, pero su mirada era de total expectación por ver cómo le pintaba los labios. Fue la primera vez que vi cómo la mente iba por un lado y sus deseos por otro.

El contacto social estaba comprometido. Pero no así su lenguaje expresivo. Todo le interesaba. Por todo preguntaba. Hasta por cosas que nosotros no habíamos visto… Y claro.. si en la sala de espera hay más gente, y él entra, prepárate para sus preguntas!!! Esto mismo se ha producido con otros niñ@s que hemos tenido con el mismo síndrome.

A lo largo de 25 años hemos tenido 3 casos. Y compañeros de profesión también han tenido algún que otro caso.

No desarrollan la lecto-escritura. Y conforme crecen se les enseña a identificar señales, no para que las lean (como de salida, entre, empuje), sino para que reconozcan lo que dicen y así consigan bastante más autonomía.

Si tienes alguna duda de cómo trabajar con ellos o como diagnosticarlos no dudes en ponerte en contacto con nosotros. O visita www.marnavas.com y los cursos que ofrecemos sobre enfermedades invisibles.

 

Algunos casos ⇒EMI:  ASPERGER

algunos casosEl asperger es maravilloso. La forma que tiene de organizar su entorno, que le provoca paz y tranquilidad. Muchos padres nos llaman por teléfono para ver cómo trabajaríamos con sus hij@s. Y nos cuentan anécdotas, como que necesitan que su hij@ se integre porque se pone a regañar a sus compañer@s para que haya silencio en clase o para que no fumen donde no deben. ¿¿Que cosas eh?? Y encima tienen razón, pero tienen que adaptarse al entorno en el que viven…

Tenemos muchas historias, muchas anécdotas. Hasta de quien con 18 años dice: “¿¿Me puedes contar lo que me pasa??” Y nosotras decirle: “vale, ¿ahora?”. Y él contestarnos: “mmm. no, pero como se que me lo contarás ya te diré cuando”.

Son personas sensibles a los sonidos, olores y colores. Recordamos que teníamos una sala con una pared con papel pintado lleno de círculos y más de un alumn@ de sus características nos decía: “¿Me puedes poner en otra sala?” Con el tiempo lo entendimos.

Abrir la mente y los ojos nos acerca a nuestra profesión. No lo olvidemos.

Si tienes alguna duda de cómo trabajar con ellos o como diagnosticarlos no dudes en ponerte en contacto con nosostros. O visita www.marnavas.com y los cursos que ofrecemos sobre enfermedades invisibles.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *